sábado, 27 de diciembre de 2014

Vuelve pronto, alma mía, te extraño.


Te escribo a ti, si a ti que siempre me esquivas, a ti que crees que haciéndolo me ayudas, que haces que mi vida sea más ´´cómoda´´

Te escribo porque estoy perdida. Porque el miedo a  lo desconocido me aterra.

No sé si podre sobrevivir el día a día. Ni si tú estará mi lado plenamente.

Sé que muchas veces te he ignorado, que he jugado a sentirme fuerte, que no siempre lo he conseguido siempre.

No encuentro el momento de llorar, ese tiempo obligado para cualquier persona, que ayuda y desahoga, me miro al espejo y no te encuentro.

Mi vida es una falsa, mi  sonrisa ya está cansada, mi ánimo se ha hecho a un lado, me encuentro sola y también muy poco ilusionada.

Te he buscado en la playa, también en la montaña, descanso sobre la arena y la pena me arrastra.

No te encuentro, alma mía, de tanto ignorarme me has dejado abandonada.

He intentado sentirme fuerte, buscarte en otros brazos casi obligados, que no me quieren, que son un juego, un triste gazapo.

¿Dónde estás alma mía? Ahora te necesito a mi lado, busco un camino y no es el más adecuado.

Acaba el año,  con el la ilusión, los sueños, el amor y mi estado de ánimo.

Estoy dejando que la vida me venza, ningún ser humano está a mi lado, nadie a quien contar mi pena, mi tristeza y desengaño.

Vuelve pronto, alma mía.

                                                           Te extraño 



Enmanuell L 


6 comentarios:

  1. Un poco triste este relato que nos dejas Enmanuell si lo miras desde la perspectiva de primera persona, a veces podemos sentir un vacío en la ilusión un desanimo para continuar, nos sentimos sin fuerzas y surge el abatimiento y esto nos hace tocar fondo, pero la vida continua y en ella vive la esperanza agazapada, esperando el momento de recupera esa ilusión que volverá llenar nuestro interior, porque el alma es la energía que a veces creemos que nos faya pero que siempre esa hay cuando la necesitamos, para encontrar el camino que de nuestra felicidad.
    Un interesante relato Enmanuell., Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres de las pocas personas, que al leerme, se pone en mi lugar. Feliz comienzo de año. Un beso Jose

      Eliminar
  2. Un grito desde la desesperanza, a veces es necesario gritar ese te extraño así parece que duele menos, aunque duela igual.
    Mil besitos, Enmanuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces gritar es la única salida, Un beso Auroratris

      Eliminar
  3. ¿Sabes? El alma es la que nos hace humanos, la que nos hace tener sentimientos... Tu alma está en ti porque siente, padeces, sufres, te desesperas... gritas en silencio y a voz viva.
    Hay días en los que los sentimientos están a flor de piel y lejos de hacernos subir, por alguna extraña razón parecen echarnos a un pozo que no tiene fondo, pero lo tiene... y siempre hay una cuerda para subir o alguien para echar una cuerda.
    Ánimo y fuerza. Te lo digo siempre y dame un silbidito.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silbidito lanzado,,,,, que no puedo entrar en tu blog que pasa jajaja

      Eliminar