jueves, 10 de marzo de 2016

Resulta tan difícil ser yo

Resulta tan difícil dar un paso que no has querido en mucho tiempo realizar, dejar la vida que esperabas llevar, escuchar comentarios dolorosos que te dicen en tu cara sin dudar.
Las miradas que te increpan buscando un comentario que sabes que no merece la pena dar, mantener la sonrisa aun sabiendo que lo que quieren es verte flaquear.
Obligaciones desmedidas que tu conciencia te obliga a retomar, sin medir las consecuencias que un día te puedan reclamar.
Sé que la vida es dura, es más cuando lo que intentan es verte flaquear.
Yo continuo en primera fila, aunque en soledad, lo único que me apetezca es llorar.
Recurro a personas que no tienen por qué estar, sabiendo que una sola palabra suya, me ayudará a remontar. No es decisión mía, en su momento hubo ese filin  que me hizo saber que yo era una persona y no solo una mera quimera que se cruzó por azar.. Te pido disculpas, no debes ni tienes la obligación de siempre contestar, te adoro lo sabes, no tengo que decir nada más.
Existen personas que te sonrojan con hola y una sonrisa,  de repente vuelves a despertar. Si, continúo siendo atractiva y lo veo reflejado en los demás en los pequeños detalles del día a día.
También existen personas como las buenas amigas, esas que llegado el momento, no sabes si son familia.
Hoy me siento herida, será el momento, las circunstancias o simplemente que no que estoy de ánimo para luchar como cada día.
Romper una piedra es fácil, lo difícil es mantenerse erguida.
Siempre he sido una persona optimista, atenta, cordial y con una sonrisa.
No es ese momento en mi vida, me siento golpeada, sin compasión aunque me vean herida.
 Tengo que luchar, lo demandan los pilares de mi vida, continuaré aquí, constante, paciente, sonriente, pero también dolorida.
Mañana amanecerá otro día, el sol entrara por mi ventana, renovando de nuevo  mi vida.
 Os agradezco vuestra ayuda cada día, me mantenéis con  ilusión y alegría, vuestros comentarios despiertan en mí una sonrisa.

A los que quiero de forma especial, os pido perdón, por pedir vuestra ayuda cuando he tenido un mal día.

Resulta tan difícil ser yo, sentir los golpes que me da la vida, que me siento arropada en tus palabras cada  día.  




Enmanuell L 10 de Marzo de 2016

3 comentarios:

  1. Maravillosa reflexión. Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  2. Creo que en cierto modo empatizo contigo, los que sentimos todos los minimos detalles de nuestro alrededor aunque nos coloquemos la mascara de la cara bonita, al final nos hundimos, eso si en el rincón de la soledad donde nadie vea que nuestra fortaleza es devil.

    Así es la vida de los gerrer@s haciendo estrategias en la vida para luchar por lo que se quiere, por lo que queremos con la esperanza de no perder las fuerzas para seguir adelante.

    Siempre hay un motivo para a pesar de todo seguir adelante y tu lo sabes.

    Un beso luchadora.

    ResponderEliminar